Jesús Rojas | Madrid |
Los dos vinos de la bodega de Villarrobledo que han sido premiados en esta edición han sido Benizar Semidulce y Estola Rosado.

Durante la celebración de la XXXIV Cata-Concurso Nacional de Vinos Jóvenes de la Unión Española de Catadores, más conocido los como los Premios Baco, Bodegas Ayuso ha cosechado dos reconocimientos para dos de sus vinos.

Por un lado, el vino Estola Rosado Tempranillo 2019 ha sido galardonado con un Baco de Oro y, por el otro, su vino Benizar Semidulce 2019 ha sido galardonado con un Baco de Plata.

Corría el año 1947 cuando Fermín Ayuso Roig decidió fundar su propia bodega en Villarrobledo, un emplazamiento idóneo por su clima y su tierra. Entonces, iniciaba una tradición familiar en el cultivo de la vid y la elaboración de vinos que ha convertido a Bodegas Ayuso en referente de máxima calidad y seriedad en el mercado vinícola.

Desde entonces, un proceso constante de mejoras técnicas y el perfeccionamiento de las instalaciones han dado lugar a una empresa que, sin abandonar el sello y el estilo de una tradición familiar, disfruta de una sólida reputación y ocupa posiciones de liderazgo en el mercado nacional e internacional.