Jesús Rojas | Madrid |
Iberovinac celebrará su XIX edición del 4 al 5 de noviembre, en Almendralejo, aunque en esta ocasión lo hará de manera, lo que no quita que consolide un año más su relevancia económica y social en el sector.

El vino, la aceituna y el aceite, probablemente los tres productos estrella de la dieta mediterránea, conforman lo que podría llamarse la feria más sana de toda España. Iberovinac, que ahora incorpora catas, ponencias o master class dirigidas a los profesionales del sector, vuelve un año más a apostar por la calidad, la innovación y la internacionalización. Todo ello dentro de un formato online.

Iberovinac será la única feria que se celebre en este formato durante este año, ya que el resto de eventos agroalimentarios a nivel nacional se han suspendido y pospuesto para próximas ediciones, un hecho que permite su posicionamiento en el mercado y su clara apuesta por el sector en tiempos únicos.

Esta decimonovena edición ha sido presentada en rueda de prensa en Almendralejo, donde el concejal responsable de Infetiba (Institución Ferial Tierra de Barros) y de Iberovinac, Saúl del Amo Enrique, ha asegurado que “Iberovinac es un punto de encuentro entre el mundo de la aceituna y de los sectores afines, un incentivo económico para las empresas participantes y un impulso para sus respectivas marcas”.

En cuanto a la dinámica de Iberovinac 2020, se creará una plataforma que permita la presentación y localización de los stands en un plano virtual, creando un espacio físico expositivo en el que poder navegar, permitiendo la interacción en tiempo real de expositores y visitantes. Además, habrá varios perfiles de usuarios, siendo el organizador la propia institución ferial que establecerá los horarios, las zonas de encuentro, agendas y consultas. Los expositores, por su parte, gestionarán su propio stand, con su logotipo, imágenes, productos y servicios, estableciendo, además, agenda propia. Un tercer perfil sería el visitante o público general y profesional que podrá participar en las videoconferencias, ponencias o mesas redondas.

Manuela Bayón, presidenta del Comité Ejecutivo de Iberovinac y directora comercial y de Exportación de Bodegas Carlos Plaza, ha invitado a todos los extremeños, visitantes y amantes del vino y de la aceituna “a que apoyen esta feria y, sobre todo, a que participen en la misma». Ha señalado que «será virtual, sí, pero será un gran foro de conocimiento y una forma de compartir experiencias que fortalezcan la edición del año que viene”. Palabras que se respaldan por uno de los momentos más emotivos y especiales de la rueda de prensa: la presentación de la nueva imagen corporativa de la feria y su video promocional.

Por último, Iberovinac, también mantiene como objetivo en su edición online consolidar la cultura del vino, el aceite y la aceituna como productos agroalimentarios transversales a la gastronomía, la cultura y el turismo, generando negocio a las empresas extremeñas y permitiendo la interacción en tiempo real de expositores y visitantes, así como encuentros comerciales a través de mensajería y videoconferencias. Se reforzará, además, la marca Almendralejo Ciudad del Cava, la DOP Ribera del Guadiana, la ruta del vino y el cava de Ribera del Guadiana y los vinos de la tierra de Extremadura.