Ubicada en la zona alavesa de la DOCa Rioja, Bodega Murua ha duplicado este verano las visitas enoturísticas respecto a los meses de julio y agosto del año pasado, llegando a experimentar un incremento del 103%.

A día de hoy, el porcentaje de personas que se ha acercado a descubrir la oferta enoturística de Murua es un 49% superior a los nueve primeros meses del año pasado, como consecuencia de la apuesta que la bodega ha realizado desde el año 2020 por potenciar un enoturismo en unas condiciones de seguridad apropiadas y ofrecer así una amplia gama de actividades para viajeros en torno al mundo del vino.

La bodega, situada en la población riojana de Elciego, ha recuperado también visitantes de origen internacional tras el paréntesis del año pasado por la Covid-19. De hecho, este verano tres de cada diez personas que visitaron Murua provenían de fuera de España.

“Estos meses hemos potenciado las visitas privadas como parte del protocolo de seguridad y reactivado los pequeños eventos en bodega, que el año pasado suspendimos por la crisis sanitaria”, explica Chelo Miñana, directora de enoturismo de Masaveu Bodegas.

La propia naturaleza del enoturismo que se desarrolla al aire libre, vinculado a las zonas rurales y basado en el disfrute de la cultura del vino integrado en el entorno, el paisaje y la naturaleza, han sido un revulsivo este verano para el viajero, muy sensibilizado aún con la pandemia. «El enoturismo se ha reactivado con fuerza y ocupa una buena posición respecto
a otros tipos de viajes. Trabajamos con la esperanza de que el enoturismo se convierta en un potente dinamizador económico, vitivinícola y social de Rioja Alavesa ya que reúne todas
las condiciones para tener grandes perspectivas de crecimiento y ser un valor de futuro», añade Miñana.

Actividades y experiencias enoturísticas

Como parte de su oferta enoturística, Bodega Murua acaba de ampliar horarios y reforzar la carta de vinos del Wine Bar, que ahora puede localizarse en diferentes espacios de la bodega, adaptándose a las condiciones meteorológicas y disfrutando, así, de su encantador e histórico patio interior, de los salones que con tanto mimo cobijan magníficas obras de arte, propiedad de Corporación Masaveu, o los extensos viñedos a los pies de Sierra Cantabria.

Además del Wine Bar, otras experiencias que ofrece Murua son las siguientes:

  • Conociendo Murua: Visita al viñedo que rodea el edificio y las instalaciones de la bodega. Degustación de tres vinos Murua.
  • Degustación Masaveu Bodegas: Visita a la bodega y los viñedos con degustación de cuatro vinos de cuatro bodegas diferentes de Bodegas Masaveu repartidas por toda la geografía española, acompañados de un pequeño aperitivo: Fillaboa, Pagos de Araiz Rosado, Más de Leda y Murua Reserva.
  • Degustación Coleccionista: Cata guiada, con aperitivo, de los cinco vinos que conforman Bodega Murua: VS Murua, Murua Reserva, Murua Blanco Fermentado en Barrica, Veguín de Murua Gran Reserva y M de Murua.
  • Catas Flight. Propuesta para recorrer, a través de la degustación guiada de los vinos Murua, los paisajes de Rioja Alavesa.

Biblioteca y colección privada de arte

Además de disfrutar del vino que elabora la bodega, el noble edificio principal de la bodega, que mantiene la estructura de las casas solariegas propias de esta zona de Rioja alavesa, es otro atractivo fuerte para el visitante.

El interior de Murua permite al viajero descubrir la exclusiva biblioteca y su colección privada de arte, propiedad de Corporación Masaveu, con esculturas, pinturas y grabados de los siglos XVI al XXI.

Estas exposiciones cuentan con nombres de artistas tan prestigiosos como Miquel Barceló, Francisco de Goya, Álvaro Alcalá Galiano, Tomás Hiepes, Juan de Arellano, Fernando Álvarez de Sotomayor, Francisco Bores o Daniel Quintero, entre otros, cuyas obras de arte decoran los rincones de los edificios que conforman la bodega riojana.

La biblioteca es otro tesoro abierto a los ojos del viajero que se acerca hasta Elciego. Única en la Denominación de Origen Rioja, el recinto reúne más de 2.455 libros y revistas, relacionados con el mundo del vino desde el siglo XVI hasta nuestros días.

En esta biblioteca están representados los principales autores de todo lo escrito sobre vino bien sea desde un punto de vista técnico o cultural. Son textos científicos, literarios, ensayísticos, jurídicos, divulgativos… En esta extensa colección única pueden encontrarse las obras clásicas de la enología o las más actuales publicados en España y otros países.

Entre los tesoros que alberga la biblioteca de Murua hay manuscritos muy antiguos, testimonio de la historia del vino, como el Libro de los Arbitrios de Logroño (1774-1796), escrituras de compra-venta de viñedos datadas en el siglo XVII o facsímiles de títulos raros y agotados y primeras ediciones.