Redacción | Enoturismo 360 ||
Llega el verano, una época que es sinónimo de descanso, largas comidas con amigos y familia, sobremesas extensas y, sobre todo, de disfrutar. Y nada mejor que hacerlo con la nueva añada de Pago de Otazu Chardonnay 2022 (D.O.P. Pago de Otazu) que presenta Otazu.

Así, este vino 100% Chardonnay ha sido elaborado con uvas seleccionadas y vendimiadas de forma manual en septiembre de 2022 para garantizar la máxima calidad y expresión del terroir de Otazu, el viñedo con D.O.P. Pago situado más al norte de España y en el que la influencia atlántica es más que notable.

Pago de Otazu ChardonnayLa fermentación alcohólica de este vino se efectuó en barricas de roble francés procedentes de distintos bosques. Posteriormente, el vino tuvo un paso por barrica de roble francés con bâtonnage semanal de las lías, un proceso que le confiere complejidad.

Pago de Otazu Chardonnay 2022 tiene un paso por barricas de roble francés, con bâtonnage semanal de las lías, un color amarillo brillante y reflejos dorados. Presenta aromas florales, cítricos y un final largo con una fina mineralidad.

Pago de Otazu Chardonnay 2022 se presenta con un color amarillo brillante y reflejos dorados. En nariz, se despliegan aromas florales con notas cítricas, complementadas por un sutil fondo especiado que invita a descubrirlo. En boca, este vino destaca por su armonía y elegancia, ofreciendo un final largo y persistente con una fina mineralidad, que redondea la experiencia sensorial.

Se trata de un vino versátil, ideal para armonizar con una amplia variedad de platos como atún rojo, salmón, sardinas, caballa, tartar, ceviche, tiradito, sushi, mariscos, arroces, foie, jamón ibérico, verduras de temporada, quesos curados, pescados a la brasa, así como carnes blancas y rojas. La recomendación es servirlo a una temperatura de entre 10°C y 12°C para disfrutar plenamente de su riqueza aromática y gustativa.

OTAZU, Vino & Arte

Otazu es el viñedo con Denominación de Origen Protegida Pago más al norte de España. Se encuentra ubicado a tan solo ocho kilómetros de Pamplona y está enmarcado entre la Sierra del Perdón y la Sierra del Sarbil.

Todos sus vinos están elaborados exclusivamente con las uvas procedentes de las 93 hectáreas de viñedo propio que rodean la Bodega: Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay. Un viñedo certificado como Denominación de Origen Protegida Pago, conseguida gracias a la peculiaridad del clima y suelo que definen el viñedo de Otazu y la personalidad única de todos sus vinos.

“Otazu es pasado, presente y futuro. El vino ha crecido en esta tierra durante 900 años y crecerá en esta tierra dentro de los próximos 900 años; una tierra que cuidamos y que queremos dejar, en una mejor situación de la que la recibimos, a las generaciones futuras”, reflexiona Guillermo Penso, presidente de Fundación Otazu.