Daniela Medina | Madrid

Castilla-La Mancha ha ido cogiendo posiciones en el ámbito del enoturismo durante los últimos 15 años, generando un valor cultural y social. Pocos años más tiene la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), que nos invita a celebrar el próximo mes de mayo su Décima Edición. Una cita que es vista por parte del sector como una oportunidad para promocionar este tipo de turismo, que está ganando en auge y adeptos en la región y en el país.

Segunda edición de La Cultura del Vino

Tiene como objetivo impulsar la cultura en torno al consumo del vino en nuestro país. Consolidar este hábito, permitirá la difusión del consumo de forma moderada y como práctica saludable, principalmente entre dos sectores: los jóvenes y las mujeres.

El presidente de la Diputación provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, la institución impulsora de la Feria Nacional del Vino, ha dicho que existe una necesidad de generar nuevos consumidores con más calidad. FENAVIN pretende que el vino se convierta en un producto que, consumido moderadamente, llegue a capas sociales y sectores en los que en la actualidad no tiene la aceptación que en otros países.

Además, FENAVIN, una de las ferias monográficas de vino más importante del mundo, celebrará del 10 de marzo al 13 de abril actividades variadas con las que se quiere difundir la cultura del vino. El presidente ha puntualizado que el vino forma parte de nuestra historia, de nuestros genes, de nuestra vida y que de lo que se trata es de enseñar a apreciarlo y a consumirlo.

España, uno de los principales productores de vino del mundo

Ocupa el puesto número 27 en consumo del vino y que se consumen 17 litros por persona y año. FENAVIN ha matizado que se está trabajando y haciendo razonablemente bien todo lo que tiene que ver con la comercialización. También que tienen el reto de hacer que se consuma y se mejore su ingesta como alimento y producto saludable con numerosas propiedades y cualidades.

Por su parte, la delegada de la Junta de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha destacado el apoyo a FENAVIN y ha expresado la implicación del gobierno autonómico iniciativas como esta. Siendo La Mancha una de las mayores productoras de vino, debe saber maridar esto con el legado cultural de la propia provincia como son El Quijote y su gran patrimonio enoturístico.

El Enoturismo ha venido para quedarse

El experto en vino y director del Wine Up Consulting, Joaquín Parra, ha considerado que el fenómeno enoturistico, aún en desarrollo, necesita más implicación por parte de las industrias del sector. Aunque ha matizado que varias bodegas están haciendo un buen trabajo. Se debe aprovechar la buena posición geográfica de la región para aumentar la oferta con paquetes turísticos más completos y con mejores servicios en cuanto a hostelería y alojamiento.

No hace falta ser un experto. El vino como hilo conductor lleva al turista a descubrir diferentes territorios.

A pesar de que este tipo de turismo es de lo más variopinto, no hace falta ser un experto, pues el vino como hilo conductor lleva al turista a diferentes territorios donde pueda empaparse además de la gastronomía local, su historia, cultura y naturaleza.
Con la recuperación de la Ruta del Vino de La Mancha (que había perdido su certificación en 2013) podremos disfrutar pronto también de otras dos nuevas que se suman a nuestro territorio, como son la de Valdepeñas y Manchuela.

Programa

El programa de actividades deLa Cultura del Vino, se desarrollará en las localidades de: Miguelturra, Daimiel, Valdepeñas, Alcázar de San Juan, Puertollano, Ciudad Real, Socuéllamos, Campo de Criptana, Manzanares, Tomelloso, La Solana, Villarrubia de los Ojos, Villanueva de los infantes, Almagro y Almadén.

Se contemplan 30 actividades: Humor con Vino en 9 pueblos, catas populares en 5 pueblos, Moda con Vino en 4 pueblos, Cultura con vino en 8 pueblos, Música con vino en 5 municipios, Cine con Vino en 2 localidades y una conferencia.