Pablo Garrido | Madrid |
Seguimos con este apasionante viaje por el Camino de Santiago y nos paramos en la loclaidad de Cenicero dónde se ubican las instalaciones de Bodegas Riojanas. Cenicero se encuentra a 20 kilómetros de Logroño y en el corazón de La Rioja Alta. El pueblo es uno de los grandes municipios vitivinícolas de Rioja, en las proximidades del Ebro, con un microclima y suelo ideales para el cultivo de la vid.

Bodegas Riojanas enoturismoEn Cenicero, conocido también como la joven Ciudad Humanitaria, por sus sólo 111 años, realizaremos una parada en Bodegas Riojanas. Esta bodega pertenece a la familia Artacho, quienes la fundaron en 1890 junto a Rafael Carreras. La familia, ya tenía una tradición vitivinícola. Signos de esa tradición, son la puerta de piedra que en 1799 permitía el acceso a los viñedos familiares y los premios, como la medalla de oro de la Exposición Universal de Barcelona de 1888, que fueron otorgados a sus vinos con anterioridad a su fundación. Bodegas Riojanas cuenta con nuevas instalaciones y en 2020 van a celebrar su 130 aniversario.

Una bodegas como con mucho enoturismo

En bodegas riojanas podrás realizar una parada enoturística y conocer el proceso de elaboración de sus vinos mediante una visita guiada y personalizada. Además, hemos tenido la posibilidad de hablar con el Director de Marketing de la bodega, Raúl García y la Product Manager, Anabel Hernández que nos han ampliado qué actividades enoturísticas realizan y otros aspectos interesantes.

En Cenicero, a pesar de ser un pueblo pequeño, también se puede hacer turismo. Allí debes visitar la Iglesia de San Martín; la Ermita de la Virgen del Valle y el Crucero del siglo XVI que se trata de un elemento significativo del renacimiento reuniendo numerosas singularidades. Todo esto esta dentro del Patrimonio histórico.