En los albores del comienzo de este nuevo año 2020 y con el ánimo de ofrecer una experiencia para disfrutar en nuestras casas, el restaurante asador El Figón de Arévalo enmarcado en la villa isabelina de Arévalo, emprende el vuelo más exquisito de la gastronomía; una puesta en escena que pone en valor en el marco nacional de uno de los productos más codiciados de la cocina por antonomasia de nuestro país.

cochinillo peregrinoY es que hablar de cochinillo es realizar un singular viaje hacia el pasado y volver al presente. Ya en tiempos de la Reina Isabel “La Católica” el cochinillo era el plato estrella en los fogones de palacio; tanto Isabel I, así como Juana “La Loca” e Isabel de Portugal, fueron las pioneras en la creación de los tesoros castellanos…

Una revelación de intenciones para que el aroma y el sabor del cochinillo haya perdurado durante siglos para ahora disfrutar de las mismas recetas Royal society de los grandes reyes que forjaron las bases de la actual España. Y en el camino, el propio caminante se detiene; un asador, identidad, cariño. El Figón de Arévalo hace el camino…

En la búsqueda hacia la excelencia y rompiendo las lindes de Castilla; su plato estrella llega a las familias de toda España para disfrutar de la jugosidad, del aroma y de un sabor único. Desde 1982, el Figón ha sabido adaptarse a los cambios guardando siempre el concepto tradicional, con el único fin de llegar a todas las casas de nuestro país para hacernos disfrutar del cochinillo peregrino.

Un nuevo concepto que, preservando su aroma y sabor y enviado por paquetería especial, invita a degustar en familia y amigos. El maestro Asador Juan Rodríguez Fernández; del asador a la mesa, porque con el cochinillo peregrino, ya no hay distancia en el camino.

¡Qué mejor opción para disfrutar en casa acompañándolo de los excelentes vinos de la Ribera del Duero!

Ignacio Isidoro Benítez Blanco
CEO | www.argataca.com